Home page | Alberione | Familia Paulina | Sociedad San Pablo | Correo


EL MAESTRO Y SUS DISCÍPULAS:

UNA RELACIÓN VITAL


Actas del Seminario internacional sobre
"Jesús, el Maestro"
(Ariccia, 14-24 de octubre de 1996)

por Mª Regina Cesarato pddm

 

Notas

 

1 Cfr APD (1964) 26-28. (regrese al texto)

2 Cfr PP 209; E. Sgarbossa, Jesús "el Maestro". Excursus histórico-carismático, 89-90. (regrese al texto)

3 Cfr UCBS oct. 1923, en PP 296. (regrese al texto)

4 UCBS 20 dic. 1924, en PP 849. (regrese al texto)

5 Entre las diversas imágenes que expresan la vida, el P. Alberione hablará de las Pías Discípulas del Divino Maestro como de las raíces de un árbol, algo que parece identificarse con la vid según Jn 15; Is 5; Sal 79. Cfr UPS I, 376-377: «Su Congregación en la Familia Paulina va a la raíz de la vid». (regrese al texto)

6 Cfr E. Sgarbossa, o.c., 94-95. (regrese al texto)

7 Aquel mes de meditaciones fue predicado diariamente por el P. Giaccardo; cfr PP 211. (regrese al texto)

8 Cfr UCBS 26 feb. 1924; A. Colacrai, Per chi sente sete di anime come Gesù, ASGFP 1985. (regrese al texto)

9 Cfr APD (1961) 128: la sed de almas de la Pía Discípula del Divino Maestro. (regrese al texto)

10 «Las Familias Paulinas son fruto de innumerables sacrificios, oraciones y ofrecimientos: de muchos años» (AD 163; cfr también 64; 151; 161-164). (regrese al texto)

11 Cfr E. Sgarbossa, o.c., 70-79. (regrese al texto)

12 UCBS 2 (15 feb. 1924) 28; en PP 368; y UCBS 1 (20 enero 1925) 27. (regrese al texto)

13 Cfr en Jn 15 la repetición del verbo permanecer, con dimensión trinitaria. (regrese al texto)

14 La Madre Mª Escolástica Rivata nació en Guarene (Cúneo, Italia) el 12 de julio de 1897. Su encuentro con el P. Alberione tuvo lugar en la librería de Alba, un día de mercado; fue decisivo para su futura vocación y misión. El mismo P. Alberione acogió en Alba, el 29 de julio de 1922, a la joven Úrsula Rivata, que luego sería elegida como Primera Madre entre las ocho jóvenes iniciadoras de la Congregación de las Pías Discípulas del Divino Maestro el 10 de febrero de 1924. Ese día, fecha litúrgica de la hermana gemela de san Benito de Nursia, Úrsula tomó el nombre de Escolástica y entregó su vida a Dios, en manos del Fundador, para una vocación y misión contemplativo-apostólica en la Iglesia, para vivirla en comunión con las cohermanas, a servicio de la Eucaristía, del Sacerdocio y de la Liturgia. Madre Escolástica alcanzó la meta de su camino terreno, muriendo el 24 de marzo de 1987, justo en las primeras vísperas solemnes de la Anunciación. El proceso de canonización se abrió en Alba el 13 de marzo de 1993 y se cerró allí mismo el 25 de marzo de 1994; ahora se está siguiendo el íter exigido por la Congregación de las Causas de los Santos en Roma. (regrese al texto)

15 Cfr AD 90; también 21-22. (regrese al texto)

16 Cfr E. Sgarbossa, o.c., 76-79. (regrese al texto)

17 La Madre Escolástica era llamada comúnmente en las comunidades de las Pías Discípulas del Divino Maestro "Señora Maestra"; pero los escritos dirigidos a ella por el Fundador, por el P. Giaccardo o por otros sacerdotes, fueron siempre a nombre de Sor Escolástica; y del mismo modo firmaba ella sus cartas. (regrese al texto)

18 Madre se coloca en la línea de María. «Las FSP cuidarán el Evangelio del Divino Maestro: dar clases, escribir, hacer propaganda o trabajo tipográfico. Las Pías Discípulas cuidarán del Divino Maestro y de sus ministros: adoración, trabajos en la iglesia, trabajos caseros de bordado, cosido o cocina. Éstas llevan hábito, aquéllas no. Las FSP son religiosas —tienen sus postulantes y novicias— y han emitido sus votos perpetuos; en la profesión toman el nuevo nombre y se llaman Maestras. Las Pías Discípulas toman el nuevo nombre en la vestición religiosa, emiten votos privados y se llaman Hermanas» (UCBS 11, 15 nov. 1924). (regrese al texto)

19 Cfr APD (1946/47) 98; 138; 144. (regrese al texto)

20 A la pregunta de las dos primeras, Úrsula Rivata y Matilde Gerlotto, sobre qué deberían hacer, el P. Alberione respondió: «Guardaréis silencio, silencio, silencio» (Cfr E. Rivata, Appunti, Archivo Gen. PDDM). (regrese al texto)

21 Paso citado en las Constituciones PDDM de 1984, art. 4. (regrese al texto)

22 APD (1959) 66. Preguntaba el P. Alberione en una meditación: «¿Sois de veras Pías Discípulas del Divino Maestro? Pías: la piedad. Discípulas: imitadoras de Jesús, nuestro amigo y esposo del alma. Maestro: quien ha mostrado el camino de la perfección con su palabra y ejemplos» (Ib., [1960] 140). (regrese al texto)

23 Cfr UCBS 7-15 julio 1924, 24; en PP 371. «Por la Asunción otras tomarán velo, hábito, escapulario, rosario cíngulo y nombre. Son doce, y hay otras solicitudes. Las familias y los párrocos deberían rezar y procurar tener por lo menos una en cada parroquia» (UCBS 8, 15 agosto 1924). (regrese al texto)

24 UCBS, 21 de junio 1923, 8-9; en PP 365-367. (regrese al texto)

25 PP 367. Más tarde dirá el Fundador: «Siempre me han impresionado las palabras vere tu es Deus abscónditus [de veras tú eres un Dios escondido]. Él mora en la Eucaristía. ¿Quién le conoce? ¿Quién le ama? Cuando muchos años atrás me entretenía en tal consideración, terminaba diciendo: "Señor, dame la gracia de obtener para la Iglesia una familia religiosa que te conozca; no sólo, sino que te ame con entrega y devoción completa, que te honre en tu Sacramento de amor, que lleve las almas a tu Tabernáculo"» (APD [1946-47] 133). (regrese al texto)

26 Cfr la carta autógrafa del P. Alberione al P. Timoteo Giaccardo, fechada el 15 de enero de 1927 y conservada en al Archivo de la Postulación General, Roma: «Solo a ti quiero comunicar que se refuerza el número de las Pías Discípulas, gozosísimo prado del Divino Maestro». (regrese al texto)

27 UCBS 6 (15 junio 1924) 24; en PP 370. (regrese al texto)

28 Cfr UCBS 8 (15 agosto 1924) 1-2; Ib., 6 (15 junio 1924) 6; en PP 369-370. (regrese al texto)

29 Cfr APD (1957) 362-373: toda la meditación es comentario a la Tametsi futura de León XIII. (regrese al texto)

30 «Del canónigo Chiesa aprendió a transformar todo en objeto de meditación y de oración ante el Maestro Divino» (AD 68; cfr también 66-67; 101). (regrese al texto)

31 APD (1960) 101. (regrese al texto)

32 UCBS 10 (20 agosto 1925) 10-11; repetido en Ib., 3 (20 marzo 1927) VII. (regrese al texto)

33 Cfr E. Sgarbossa, o.c., 71-72. (regrese al texto)

34 Cfr DA 167-168; AD 109; 253; 267. (regrese al texto)

35 Testimonio escrito de la Madre Escolástica conservado en el Archivo General PDDM. Con toda probabilidad se trata del denso texto de Ventura, Le donne del Vangelo, Nápoles, Rondinella ed. 1875. (regrese al texto)

36 «El día de santa Escolástica, de este año, entraron dos a habitar al "Divino Maestro". A estas jóvenes, que van a tener como deber especial la Adoración, se les dio un hábito con velo. El 25 de marzo, fiesta de la Anunciación, hicieron la primera vestición. Eran ocho [...]. Este es el nombre de las ocho Pías Discípulas que hicieron la primera vestición: sor Escolástica de la Divina Providencia, sor Antonietta del Divino Maestro, sor María de san José, sor Teresa de los Dolores, sor Anunciación de María, sor Paulina de la Agonía de Jesús, sor Jacoba del Angel Custodio, sor Margarita de las Almas del Purgatorio» (UCBS 4, 15 abril 1924, 24; en PP 368-369). (regrese al texto)

37 Cfr G. Rocca, Donne religiose, Roma 1992, 243, y la voz Pie Discepole en DIP. (regrese al texto)

38 Cfr A. C. Martini, Le FSP. Note per una storia. 1915-1984. Roma 1994, 114-115; 134-136. (regrese al texto)

39 Buscando las raíces teológicas de la unidad de la Familia Paulina, el Fundador las indica en el Divino Maestro (cfr AD 33-35). Él es el centro de unidad de la FP y el motivo de fondo de la existencia de cada una de nuestras Instituciones. Cfr también CISP 137-138. (regrese al texto)

40 UCBS junio 1924; en PP 370. (regrese al texto)

41 UCBS 15 nov. 1924; en PP 374. (regrese al texto)

42 UCBS 9 (15 sept. 1924) IV de portada. (regrese al texto)

43 Las citas podrían ser incontables. Cfr el Índice analítico de APD. (regrese al texto)

44 Cfr UPS I, 371-373; III, 184; «La mujer es una fuerza en la Iglesia»: APD (1964) 26-27. (regrese al texto)

45 Cfr G. Rocca, La formazione della Pia Società San Paolo (1914-1927). Appunti e documenti per una storia. Roma, PUG, 1982, 515. (regrese al texto)

46 Cfr G. Rocca, Ib., 525-6; M.L. Ricci, Tappe di un cammino, en DM 23 (1983) 3-21. (regrese al texto)

47 M. L. Ricci, Tappe di un cammino, en DM 23 (1983) 12. (regrese al texto)

48 Cfr E. Sgarbossa, o.c., 108-125. (regrese al texto)

49 En un escrito que el beato Timoteo Giaccardo llevaba siempre consigo, el P. Alberione le decía: «Va todo muy bien cuanto dispones para las Pías Discípulas. Medito a menudo: "Ideo misi ad vos Timotheum, qui est filius meus charissimus, et fidelis in Domino; qui vos commonefaciet vias meas, quæ sunt in Christo Jesu, sicut ubique in omni Ecclesia doceo" (cfr 1Cor 4,17)». Texto citado por M. L. Ricci, Vi ho mandato Timoteo. CSCM 1988, 10. (regrese al texto)

50 Canónicamente estaba bajo la dirección de una FSP, pero en realidad la Madre Maestra era una Pía Discípula: Madre M. L. Ricci. (regrese al texto)

51 Difundido a las comunidades en hojas impresas, 6. (regrese al texto)

52 Cfr APD (1947) 89; 110; 127; (1956) 586; (1959) 124; (1962) 25; etc. (regrese al texto)

53 Texto reproducido por M. L. Ricci, Vi ho mandato Timoteo, 14. (regrese al texto)

54 Sobre la Madre Escolástica, el Señor Maestro escribirá en 1946: «En estas horas oscuras, ella fue en quien el Divino Maestro puso su palabra de vida, y ella supo guardarla» (Cuaderno de junio 1946 - septiembre 1947, en Postulación General, Roma). (regrese al texto)

55 APD (1946-47) 21. (regrese al texto)

56 Ib., 28. (regrese al texto)

57 Ib., 84. (regrese al texto)

58 Ib., 42-53. Meditación del 9 de enero de 1947. Por Navidad del mismo año 1947, el P. Alberione hizo a la Familia Paulina el regalo de la Via Humanitatis. (regrese al texto)

59 Cfr APD (1946-47) 105; (1957) 159; (1959) 97. (regrese al texto)

60 APD (1946-47) 520-521. Toda la meditación (n. 514-631) desarrolla el tema de Jesús eucarístico modelo de la Pía Discípula del Divino Maestro. (regrese al texto)

61 APD (1947) 354. (regrese al texto)

62 Cfr APD (1946-47) 468-492; (1956) 618-637; (1957) 339; (1958) 1-8; (1961) 101-111; 164-173; (1965) 772-789; etc. Habría que prestar una particular atención a la revista La Vita in Cristo e nella Chiesa, así como a las múltiples referencias a la construcción de la iglesia dedicada a Jesús Maestro en Roma, vía Portuense. (regrese al texto)

63 Cfr APD (1958) 200-202. (regrese al texto)

64 APD (1956) 482; cfr n. 475. (regrese al texto)

65 APD (1956) 279. (regrese al texto)

66APD (1960) 42-43. (regrese al texto)

67 Cfr APD (1946-47) 380-382; (1956) 484-499; 586; (1957) 189; 199; etc. (regrese al texto)

68 En sus tres fases: concebir (verdad), producir (camino), difundir (vida). (regrese al texto)

69 Cfr APD (1966) 34-44; 82-83; 96; 136; 156-157; 204-207. (regrese al texto)

70 Cfr APD (1966) 82-83; (1967) 68-70. (regrese al texto)

71 En el Seminario se presentó un extracto del Índice analítico de APD preparado por sor M. Concetta Messina. (regrese al texto)

72 APD (1956) 4. (regrese al texto)

 

           Jesús Maestro ayer, hoy y siempre   Excursus histórico-carismático

Home page | Alberione | Familia Paulina | Sociedad San Pablo | Correo