Home page | Alberione | Familia Paulina | Sociedad San Pablo | Correo


JESÚS MAESTRO:
una espiritualidad para la misión


Orientaciones del P. Alberione a las Hijas de San Pablo

Actas del Seminario internacional sobre
"Jesús, el Maestro"
(Ariccia, 14-24 de octubre de 1996)

por Caterina Antonietta Martini fsp

 

Premisa

Mi propósito es referir cómo el P. Alberione transmitió la "devoción a Jesús Maestro" a las Hijas de San Pablo (=FSP) y cómo las ayudó a vivirla. El material de investigación es amplio y desafortunadamente sólo aproximativo, pues falta aún la sistematización de las fuentes.(1) Por ello esta ponencia no es sino el comienzo de un trabajo que deberá llevarse adelante en profundidad y compleción. Ciñéndome al tema del Seminario, he limitado la investigación exclusivamente al título de "Maestro". Aludiré apenas a lo que el P. Alberione dijo a las FSP sobre el método "Camino, Verdad y Vida", pero tendré en cuenta del este trinomio cuando está estrictamente ligado a la Persona del Maestro.

Sobre el tema que estamos tratando el material alberoniano de que disponen las FSP tiene varios niveles:

— hablado (meditaciones, instrucciones) conservado en dos formas:

a) apuntes tomados por las hermanas y llegados a nosotros en cuadernos manuscritos, dáctiloescritos, ciclostilados, impresos en volúmenes o fascículos (1923-1966);

b) grabación en cintas con respectivas transcripciones, en parte inéditas y en parte impresas (1954-1969).

— circulares de 1921 a 1969;

— las Constituciones en sus varias ediciones;

— algunas oraciones, cartas, directrices de vario nivel;

Mi investigación se ha reducido a las circulares, los apuntes manuscritos de 1923-28, las meditaciones dáctiloescritas de 1929-32 y a las impresas (en total unas 500 meditaciones), y a las varias ediciones de las Constituciones. Respecto al Epistolario, me he limitado a las cartas dirigidas a la Maestra Tecla y algunas pocas más.

No siempre ha sido fácil identificar los destinatarios, pues a veces las meditaciones se dictaron a toda la Familia Paulina (SSP, FSP, PDDM) reunida para la oración. Esto vale sobre todo para los años 1923-33 (apuntes manuscritos y dáctiloescritos); y 1952-55 (cuando la predicación tenía lugar en la cripta del Santuario Regina Apostolorum). Siendo patrimonio común, del que las FSP han cuidado la impresión y hecho amplio uso, no me ha parecido oportuno hacer distinciones. (regrese al sumario)

1. Fuentes

Un discurso profundo requeriría también la identificación de las fuentes de las que el P. Alberione, inclusive en su magisterio oral, ha bebido para el tema del Maestro. En la predicación a las FSP encontramos al respecto poquísimos nombres, pues él no cita casi nunca directamente un autor, si bien se adivina un fondo cultural. Entre los nombres mencionados respecto a la cristología sobresalen san Agustín, santo Tomás, san Alfonso, Berulle, Beaudenom, Pincelli, Marmion,(2) etc. Muy a menudo se encuentra una referencia complacida a san Ignacio, porque éste considera a Cristo en su globalidad,(3) y a Eymard que presenta la Eucaristía como una cátedra desde la cual el Maestro enseña. Ciertamente está sobreentendido el magisterio del canónigo Chiesa, inspirador y primer formador de la Familia Paulina, justo sobre el tema del Divino Maestro.

El estudio de las fuentes es muy vasto y desborda los límites de esta ponencia. Por otra parte ya lo ha tratado bien el P. Antonio da Silva.(4) Pero la comunicación a las FSP tampoco puede entenderse en su justo valor sin tener en cuenta el humus que la nutre. Será también esclarecedor remontarse a las publicaciones editoriales promovidas por el P. Alberione, especialmente en los años de entreguerras. De algún modo aquellas publicaciones aportan mucha luz a nuestra espiritualidad, pues reflejan las tendencias espirituales del Fundador. (regrese al sumario)

2. Significado de algunos términos

En la predicación, y también en las Constituciones, abundan los términos que caracterizan la relación con el Maestro: culto, devoción,(5) espiritualidad. ¿Cómo entenderlos? Echo mano de un estudio del P. Ch. A. Bernard,(6) cuyas definiciones teológicas me parecen muy cercanas a la mentalidad del P. Alberione. Y bien, así describe él esos tres términos:

Culto: se entiende la relación litúrgica del creyente con el misterio de Cristo que se celebra, «considerado como objeto próximo de oración y de adoración».

Devoción: del latín "devotio", se refiere al "voto" y significa la entrega personal a otra persona. No mira sólo a la celebración litúrgica, sino a la actitud interior del sujeto y a las diversas prácticas espirituales que forman parte de la devoción popular, «cuyo origen se remonta a la experiencia de los grandes místicos».(7)

Espiritualidad: manifiesta el aspecto más profundo de la devoción, o sea que el objeto de una devoción puede considerarse dentro de un proyecto de vita espiritual que tiende a la plenitud de la fe personalmente vivida. «Llamamos, pues, espiritualidad a la forma asumida por la vida cristiana en cuanto se refiere no a las prácticas cultuales y externas, sino al dinamismo interior de conocimiento y de adhesión que tiende a la plenitud de la vida personal».(8)

En la visión alberoniana está presente el contenido de estos tres temas que dan amplitud y profundidad a la relación con el Maestro divino; pero el acento cae más bien sobre el aspecto que involucra toda la persona y se transforma en proyecto espiritual de vida, es decir sobre la devoción y la espiritualidad. (regrese al sumario)

3. Esquema

Mi ponencia sigue un esquema que ha ido construyéndose con una lectura cronológica del material disponible. He dividido el fruto de mi investigación en cuatro partes que me parecen llevan a una cierta síntesis:

Al final haré algunas consideraciones acerca de la actualidad de la devoción a Jesús Maestro.

En la ponencia aparecen algunos elementos ya vistos en la presentada por el P. Sgarbossa, pero no los he querido omitir pues con ellos queda más iluminado el común patrimonio espiritual (regrese al sumario)

Sigue: Jesús Maestro en la enseñanza oral y escrita del P. Alberione

Regrese al Sumario

 

 Jesús Maestro ayer, hoy y siempre   Excursus histórico-carismático

Home page | Alberione | Familia Paulina | Sociedad San Pablo | Correo