Home page | Alberione | Familia Paulina | Sociedad San Pablo | Correo

JESÚS, EL MAESTRO AYER, HOY Y SIEMPRE
La espiritualidad del Paulino comunicador

Actas del Seminario internacional sobre "Jesús, el Maestro"
(Ariccia, 14-24 de octubre de 1996)

Documento del Gobierno General
a conclusión del Seminario Internacional
sobre "Jesús, el Maestro"

 

5. CONCLUSIÓN

5.1. "Me lanzo adelante"

El Seminario sobre "Jesús, el Maestro" ha sido organizado para investigar, en la herencia del P. Alberione, una espiritualidad capaz de "plasmar vitalmente al Paulino como hombre de comunicación". Las pesquisas complementarias en cada una de las Instituciones de la Familia Paulina, el aporte de los ponentes y la reflexión en los grupos de estudio han ratificado que el título adoptado y propuesto por el P. Alberione, "Cristo Maestro Camino, Verdad y Vida", es una síntesis que incluye la santidad personal y comunitaria y el compromiso apostólico: una espiritualidad misionera. El Fundador recomienda un "equilibrio", necesario a quien quiera ser a la vez "discípulo" de Cristo Maestro y "apóstol" anunciador de Cristo Camino-Verdad-Vida a los hombres de hoy. El camino de "cristificación" es condición basilar y permanente para "ser mis testigos hasta los confines de la tierra" (cfr He 1,8). El "ya no vivo yo, vive en mí Cristo" (Gál 2,20) del Apóstol Pablo y del apóstol paulino debe juntarse al "me hice todo para todos" (1Cor 9,22); al "me lanzo adelante para alcanzar a Cristo" (Fl 3,7-14); al "santificarse para santificar", en el estilo del P. Alberione.     (Sumario)

5.2. Un cometido que actualizar

El Seminario sobre "Jesús, el Maestro" se propuso asumir la herencia del Fundador en un itinerario de "fidelidad creativa", rastreado mediante la reflexión orante sobre los escritos y las palabras del P. Alberione. Por un lado, "Cristo, el Maestro" se ha cifrado como respuesta a la desorientación cultural de una época; por otro, se ha ahondado en el planteamiento cristocéntrico de la actividad fundacional, y la espiritualidad misionera como estilo de vida paulina. De la fidelidad a la herencia recibida surge la exigencia de la actualización, pues espiritualidad y misión constituyen una unidad que debe mantenerse viva en todo tiempo.    (Sumario)

5.3. Cometido de todos

Actualizar la espiritualidad misionera que brota de Cristo Maestro Camino-Verdad-Vida es tarea de toda la Familia Paulina y de todos los Paulinos esparcidos en todos los continentes. Momentos solemnes para tal actualización son los Capítulos generales, en los que se llega a una codificación oficial de la vida y de la reflexión cultivadas en los miembros y en las comunidades de las varias naciones.

Hay que tener también en cuenta el aval de las vivencias adquiridas por los Paulinos/as pasados ya a la gloria y que nos precedieron "en estos caminos aún sin hollar y, en parte, ni siquiera trazados" (CISP 807). Ellos supieron interpretar con la propia vida y, en muchos casos, también con los escritos y la enseñanza, la fecundidad de la espiritualidad apostólica paulina captada directamente de labios y de la vida del Fundador. Su presencia de "exegetas aprobados" y maestros de paulinidad encarnada, en todas sus dimensiones, nunca hemos de olvidarla.

Nuestra actualización halla luego una valiosa ayuda en la colaboración de expertos en exégesis, patrística, teología, historia de la Iglesia, espiritualidad, liturgia, arte sacro, catequesis, pastoral, etc., que ahondan en el significado de "Cristo, el Maestro" y "Camino-Verdad-Vida" en el pasado y en el presente de nuestra fe.

Por su carácter misionero, la actualización de la espiritualidad fundada en Cristo Maestro Camino-Verdad-Vida requiere "una profunda inmersión" en la comunicación como "cultura", para impregnarse de este fenómeno humano y poder actuar una inculturación que tenga cuenta de la totalidad de Cristo para la totalidad de la persona en la cultura de la comunicación global.

Para hacer revivir con pujanza la herencia del P. Alberione, los Paulinos debemos con todas las fuerzas operar juntos en un proyecto de inculturación para el siglo de la comunicación global multimedial, según nuestra espiritualidad. La universalidad del carisma paulino se expresa en el 2000 continuando siendo un "laboratorio" avanzado de una espiritualidad apta para un carisma de frontera, como lo es la evangelización en la comunicación. El aporte que la Familia Paulina quiere dar a la nueva evangelización es un proyecto de inculturación de la fe en la cultura de comunicación global.

Para este compromiso de fidelidad estamos seguros de poder contar con la intercesión del venerable P. Alberione: "Así pretendo pertenecer a la admirable Familia Paulina: como servidor, ahora y en el cielo; donde me ocuparé de quienes emplean los medios modernos y más eficaces para el bien: en santidad, en Cristo, en la Iglesia" (AD 3).    (Sumario)

Roma, 6 de enero de 1997
Solemnidad de la Epifanía

P. Silvio Pignotti, ssp
Superior general

Regrese a la 4° parte

Jesús Maestro Home Page (spanish) | Presentación | Siglas
Introducción | Propuestas para la animacción

Home page | Alberione | Familia Paulina | Sociedad San Pablo | Correo